POETADOSISLAS

POETADOSISLAS
ARMANDO ARZALLUZ CARRATALÁ

bienvenidos








POETADOSISLAS

La significación es el alma de la palabra, y ella es el instrumento de expresión que con armonía, a veces con la sencillez; pero con sonoridad, nos permite expresar emociones, interioridades, verdades, reflexiones, en fin una multitud de mensajes.

Considerando la palabra se debe tener presente entre ellas la unidad, la pureza, la propiedad, la armonía con la que es capaz de trasmitir el mensaje.

El empleo de la palabra en el contexto literario tiene un sinfín de peculiaridades, y de formas; pero su prioridad es hacer llegar lo que se quiere expresar,

En el arte de la palabra es la aplicación animada, sonora, de emociones , sucesos y de fantasía dada a la imaginación de cualquier creador o cultivador de ahí que el arte de la palabra constituye la pintura de lo que se quiere expresar y exige colorido, novedad, energía, vida e interés.

Mucho podrá explicarse del empleo de la palabra como manifestación cultural, al formar parte de una asociación o mejor dicho escrito debe reinar toda la vitalidad para que sea recepcionada, comprendida.

Es compleja en su empleo según la intencionalidad con que se emplee, en la literatura, en el diálogo, en infinidades de propósitos y empleo.

Con este arte del empleo de la palabra trasmisora de mensajes se debe caracterizar por el predominio de la razón que aumenta el valor de la idea o el pensamiento expresado así como las emociones, Toda etapa, época se ha caracterizado en el campos de las artes a tendencias que aun prevalecen y lo harán por siempre , grandes han sido los creadores y así continuará el camino de todo aquel que emplee la palabra con sustento emocional y artístico para expresar ideas, pensamientos, reflexiones y tantas cosas más

En la historia de la Literatura, nos hace recordar la diversidad de estilos, cultivados por grandes maestros de las letras, en la historia de la misma se ha podido notar las incursiones, las modalidades donde varios factores interviene tales como la gramática, tomando esta la palabra como su fundamento, para alcanzar la belleza literaria.

Otro papel lo juega la psicología que es la ciencia de las almas, de la vida interior de ahí que el empleo de la palabra con el alma humana son el adorno de la elocución, de su empleo es por tanto la belleza y la razón de la Literatura la unión de ambos factores, donde también juega un papel importante la lógica, que son las leyes fundamentales de la razón humana.

Estudiosos de la Literatura como tal hacen referencia que la palabra-la belleza- la lógica-el mensaje, son las sustancias que cada obra por pequeña, que sea debe llevar en su creación.

Buscar este blog

Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 13 de febrero de 2011

MEDITACIONES EN EL DIARIO VIVIR


Hago declaración  pública que  mi corazón siente amor que le devora de manera constante y es la fuerza que me empuja a realizar el bien en cada uno de mis actos.
Amo cada detalle espiritual  de la vida y en dar de mí lo mejor en este convulso mundo

Duele a veces; pero siento placer y dicha cuando hago un detalle de bien en cualquier circunstancia.
Dentro de las contradicciones de este mundo está en lo que se dice y en la demostración de los hechos que hacemos.
Uso mis ojos para ver mis imperfecciones no me tomo atribuciones que no sean sólo las de conmigo mismo. El que las hace hacia los demás demuestra inconformidad y cobardía de no poder  hacer lo que hacen a los  que critican.
Dolor compartido, mitad de dos, alegría compartida, alegría doble.
55-Es de héroe sonreír cuando se llora por dentro, aunque a veces no podemos hacerlo.
El fortalecimiento del corazón se logra cuando cada cual encuentre dentro de sí la fuente del entusiasmo, la fe para entregarlo, la cotidianidad de alimentarlo y algo más de compartirlo.
El amor y la amistad dan vida al corazón por eso cuando aparece en ti, en nosotros, está el deber de dar sus matices, de entregarlo todo con voluntad y tiempo libre.
En  cuanto al sentimiento pueden girar muchas ideas, pero la única responsabilidad del ser humano es darlo con goce y satisfacción, fortalecerlo y alimentarlo con esas pequeñas cosas que no pueden verse con la simple mirada.
Todos censuran a los que viven llevando y demostrando su sentir de forma abierta, libre y procreando el  bien, pobre de aquellos que callan en este teatro y carnaval que es la vida.
Para sentir un sentimiento sin que medie el interés, hay que ahuyentar las tinieblas que llegan a la mente para perturbarnos.
El sentimiento humano ha sido una cuestión de análisis por infinitas personalidades no se ha de decir si es cierto o no cuanto han dicho, pues aunque vemos, sentimos, oímos, por iguales recursos , diferente es en cada uno  de nosotros la manera de expresión.
Cuando se ama se desnuda el  alma y su historia se hace más sencilla.
Hablar es una acción, sentir es ver la vida con sus risas y llantos.
Hay tantos tipos de ideales como seres humanos.
Ver y ser capaz de tomarla esencia de cada cosa nos hace tener la obligación de darle el justo valor
.

El amor y la amistad nunca podrán ser pretexto para la  obtención si no para fortalecer el alma.
Con lágrimas del pasado debe curarse el corazón y el alma, ambas debemos fortalecerlas  para dar nuevos e incomparables matices que deben y pueden ser vividos.
En todo lo material se pierde la visión sentimental de la vida.
Al sentimiento no se le puede  pedir reglas, ni se aprende en la escuela, se tiene en la forma que seamos capaces de hacer el bien a nuestros semejantes.
Hace falta restablecer los valores del sentir, con la primera condición  de conocerse así mismo.
Tenemos el más alto grado cuando seamos capaces de educar el alma.
Todo sentimiento para que florezca, debe sentir la fuerza que le dé motivación y verdad para crear nunca para destruir.
Todos somos protagonistas de una historia y la razón para su vigencia está en qué condición la hemos hecho.
Nunca el éxito puede considerarse una victoria, sólo es el camino constante del aprendizaje  y de igual manera
Es la estimulación de esfuerzos que hay que continuar perfeccionando.
En la obra humana la perfección es el camino constante del aprendizaje, del todo o es alcanzada
El amor y la amistad a plazo fijo nunca tienen la condición de ser sentimientos verdaderos, sinceros y perdurables.
La esperanza hace confiar, la imprudencia dudar.
Mal no desees, porque esa sensación se torna en inseguridad y afecta a quien  lo siente.
Para alcanzar la luz que nos haga ver las adversidades sólo hay que sentir y realizar enfrentamientos con la verdad por delante.
Nunca debes permitir que tu yo que tu yo quiera que predomine  exteriormente; porque el mayor se tiene por dentro.
El silencio nunca s la mejor respuesta Utilizar una palabra pensada d.C. tu imagen y tu manera de pensar ante cada hecho y tienes la obligación para contigo  mismo de actuar lo mejor posible, lo demás puede llevarte a sentir remordimientos.
Crea con tu mente y construye con tus manos.

El llanto no tiene edad, sexo, raza, sólo es el desahogo de un cúmulo de sentimientos que al hacerlo ligera el alma.
Si lloras debe hacerse con la altivez de que se vive y no esconderse por la vergüenza de hacerlo.
Se debe amar de la misma naturaleza que estamos hechos: la humana.
Donde el amor crece oyendo la voz de la conciencia, encuentra él la fuerza que convierta los sinsabores de la vida en gratos momentos que jamás se olvidan.
Hace falta tener el valor  y la firmeza de enfrentar las realidades, para en cada  espacio darle el justo valor  a cada cosa.
El alma edifica lo verdadero, cuando se tiene la verdad de lo que se siente por convicción y principio  no por el mero hecho del gusto pues este pasa cuando menos se espera.
Hace falta que la vida se convierta en algo más que tenga un por ciento mayor de nobleza.
Se educa el alma cuando la enfrentamos a los diversos obstáculos que tiene la vida.
El amor y la amistad nunca pueden ser comparados, cada uno de ellos tiene sus valores.
Hace falta que tengamos el valor  y la firmeza de ocupar el espacio que nos corresponde, con la meditación de cada acto en los que hemos sido protagonistas.
El amor y la amistad nos llevan a la imaginación y nos transporta hacia otras realidades, combina anhelos,  y esperanzas, éxitos y derrotas y nos hace sentir más nobleza.
Hace falta que cualquier sentimiento tome fuerza  cuando es para bien, madurez y se fortalezca, si no se logra al final de una jornada déjalo pasar pues si eso ocurre no es verdadero.
Quien siempre tiene pensamientos de pobreza o necesidad de espíritu, engendra sombras y pierde la frescura que trae cada idea.
Uno de los más profundos secretos de la vida, es dar al ser humano la condición de valorar cada acto de la vida y ser su propio verdugo si obra con entera franqueza consigo mismo.
El rostro es la visualización del alma y lo que ella lleva.
Con el talento creativo del hombre la vida puede hacerse más hermosa.
Para la realización de cualquier idea, sólo basta pensarla.

Quien ansíe el amor ha de pensar en él de las formas diferentes que lleva para su expresión  pues aunque a veces puede llevarse oculto no deja de ser verdadero.
El alma se fortalece cuando se le enseña a tener aspiraciones sin mediar interés y mucho más aprender el momento más oportuno para entregarse por entero.
El verdadero triunfo del amor está en la correspondencia del que da y recibe sin condiciones.
Ayuda recibirá quien entrega por simples razones sus sentimientos y no porque espera  que la gente se compadezca.
A lo que se anhela hay que ponerle nuestro esfuerzo y tratar de hacer realidad toda idea en su verdadera esencia, así encontraremos toda la potencialidad de  nuestras emociones.
Hacer realidades nuestros sueños es hacer valer el lenguaje del alma que a cualquier impulso responde sin tener en cuenta el sacrificio.
El principio del amor dispone al ser humano la búsqueda en la vida  y  en el tiempo la reflexión que en cada acto se tiene que enfrentar para que se haga permanente y vivo como el primer día.
Con el amor se da  hasta nuestra identidad.
Expulsemos las tinieblas del alma  y hagamos que penetre la luz, para que nuestras reflexiones se nutran de la verdad  que sentimos hasta que se encuentren alivios y descanso.
Amar con el corazón desprovisto de aventuras es hacer que se nutra de realidades.
De las aspiraciones del alma ocupa un lugar de primer orden  la entrega de sentimientos.
Quien ansíe el triunfo debe transitar  por sacrificios y crear una fuente de verdades para enfrentar realidades.
El amor y la amistad no tienen fórmulas.
Un adiós equivale a decir nunca, un hasta luego a no volveré tal vez, una sonrisa o un simple gesto de agrado, es separarse sin saber a dónde se va.
Hay tantos tipos de ideales como seres humanos.
Deseo y pasión aunque diferentes tienen una continuidad, desear es la  primera sensación, pasión es la materialización del deseo.

Ver y ser capaz de tomar la esencia de cada cosa, es la obligación de vivirla en cada rincón donde se encuentre.
Hay que demostrar en cada momento el ser capaz y nunca el veré si puedo.
En el faldo  de nuestras imperfecciones nunca puede estar  la de no tratarse de conocerse así mismo.
El más rudo entre los rudos no puede negar que no es romántico, pues cualquiera sensación que estremezca el cuerpo o se acune en nuestra mente nos hace pensar en algún tiempo, esa es la primera condición de ser romántico.
Camino se hace cuando somos capaces de andar entre derrotas y victorias.
Quien puede tomarse el derecho de juzga a los demás si antes no se ha juzgado a sí mismo.
Hay que aprender a rejuvenecer de vez en cuando la vida para apartar la rutina que lo estropea todo.

En la vida debemos aprender a ganar o perder cualquiera que sea el resultado nos da algo muy importante: la Experiencia
Una de las armas que posee el ser humano es la mirada, al ver los ojos con quien hablamos conocemos el grado y muchas razones que no son necesarios decirlas.
Libre elección hace el corazón que el entendimiento no comprende a veces.
Toda identidad se da con la acción diaria de cada acto que hacemos en la vida.
La constancia es el soporte que debemos darle al camino por la vida, teniéndola a ella como arma espiritual, de abrigo y defensa.
En el  amor y la amistad tienen cada una  dualidad la de dar y la de recibir.
Se hace necesario que siempre luchemos por encontrarnos a nosotros mismos.
A veces se hace necesario que nos disfracemos para observar la mirada de quienes nos rodean y nos hablan de su lealtad.
Siempre al ver los ojos de quien tenemos delante, se lee lo que llega a su mente.
Es difícil aprender a estar solo; pero a veces es necesario para meditar y pensar por nosotros mismos.

Todo lo que se vive no ha de ser la forma de comportarnos ni nuestra forma de ver las cosas.
La alegría es estímulo para la vida la razón para el entendimiento y el esfuerzo para la lucha.
Las palabras deben ir más allá de su naturaleza sonora, deben llegar a la conciencia.
Siempre hay algo talentoso cuando hacemos el bien.
Cada uno juzga los demás e impone castigo, sin embargo no hace interpretación de  sus hechos.
Hay quienes para evitar frustraciones tergiversan la realidad.
Hay verdades que pedimos, deseamos, cuando sospechamos que van  a ser halagos.
A veces hay que pedir permiso para decir la verdad.
El egoísmo actúa como un espejo deformante.
El alma tiene un espejo, el rostro.
Ser sincera es decir la verdad a los demás, ser auténticos es decirse la verdad a uno mismo.
El cristal a través del cual analizamos lo bueno, lo útil y lo bello de cada acción, es la conciencia, sin prejuicios.
Sólo quienes  de verdad saben valorar el tiempo, conoce la necesidad de su empleo útil.
En un corazón que siente el agradecimiento jamás puede entrar el miedo y la duda.
Tal vez decir la verdad  nos lleve a tener enemigos; pero con el  tiempo harán reflexiones a quienes se las hemos dicho.
Hay que emplear la palabra para sanar, nunca para herir.
Antes de abandonar el día, hagamos las reflexiones de todos los actos que hemos hecho en su tiempo-
El entusiasmo reina siempre que seamos capaces de ver el bien  en cada cosa que deseamos hacer.

No hay comentarios: